miércoles, 22 de junio de 2011

Cristina Presidente

                                                                                           Cristina y Carolina

 
Era mi intención escribir esta nota sobre las implicancias de la candidatura de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, describiendo no solo lo positivo de los resultados de su actual Gobierno sino fundamentalmente la gran expectativa que genera en la mayoría de los argentinos su próximo mandato.

Pero hace un par de horas que escucho la romería de la oposición, recorriendo los canales de televisión, expresando argumentos viles y contradictorios, tan superficiales y “maquillados” de respeto a los ciudadanos, que no puedo más que opinar al respecto

Indudablemente la que mejor lo definió fue Graciela Roemmers (Consultora) al decir que “la oposición no valora el lugar que ocupa” y es cierto. Descalifica permanentemente, no construye un discurso lógico, no logro conformar una alternativa de poder, ni siquiera pudieron consensuar una agenda legislativa, los “presidenciables” se bajaron todos por intereses personales, y tiene una tropilla de “mediáticos” que creen todavía que la gente es tonta.

La UCR, después de lanzar una interna inútil, cayó en una contradicción insoslayable al incluir a la derecha capitalista mas extrema en su armado electoral. Mostrando su propia debilidad, presentan un cuadro tan incoherente como lo fue la Alianza del 1999.

El PRO quedo relegado a la pelea municipal por el Gobierno de la Ciudad de BsAs, sosteniendo durante meses un doble discurso que sometió a sus mejores exponentes a un desgaste político terrible, abandonando a sus candidatos provinciales en el interior del país a su suerte, y tratando de remontar un desgobierno que solo demostró incapacidad en la gestión publica.

El Peronismo Federal mostró su propia “antigüedad” en la lógica de sus dirigentes, dividiéndose en cada paso que dio en estos meses, sin poder contener ni a los propios, mostrando candidatos que, en su momento asumieron responsabilidades difíciles para sostener a las instituciones argentinas, pero no asumen que su oportunidad histórica ya fue.

La Coalición Cívica desvaría en su odio, en su fundamentalismo, en su egoísmo. Desnaturalizando el respeto por las instituciones democráticas, ha caído en las profundidades de la falta de respeto a los ciudadanos con cada declaración fatalista sobre el presente y futuro argentino.

El Frente para la Victoria, por sus propios aciertos en la conducción del Gobierno Nacional y por lo errores de una oposición que nunca entendió su rol, es la mejor opción para los argentinos en la próxima contienda electoral. El anuncio de la Presidenta es una muestra de capacidad, claridad política, voluntad y compromiso con la Argentina. 

Y una gran alegría y tranquilidad para todos los que acompañamos este proyecto nacional y popular que, por primera vez en la historia de nuestro país, ha avanzado sobre los factores de poder que nos condenaron al fracaso permanente, maquillando sus intereses con una manipulación sostenida de la opinión publica a través de los medios monopólicos de los que dispone.

Los argentinos tenemos un enorme desafío, y es el de valorar los sacrificios y logros conseguidos, votando por los que si pueden cambiar la realidad, con hechos, acciones, y decisiones; no con discursos.

Carolina Moisés
Diputada Provincial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada