lunes, 17 de marzo de 2014

CFK VISITO A FRANCISCO EN EL VATICANO


 
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue recibida hoy por el Papa Francisco, se realizó un intercambio de obsequios y la presentación de la comitiva, tras lo cual se dio lugar al almuerzo privado que ambos comparten en Santa Marta, residencia del Papa en Roma.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner almuerza en privado con el papa Francisco, desde las 9:30 hora argentina, en el salón comedor de Santa Marta, residencia de su Santidad.
La Presidenta fue recibida por el Papa, se realizó el intercambio de obsequios y la presentación de la comitiva, tras lo cual se dio paso al almuerzo privado entre la Presidenta y el papa Francisco en el salón comedor de Santa Marta.
Luego de ser recibida por su Santidad la Presidenta presentó a su comitiva, integrada entre otros por el canciller Héctor Timerman, el Secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, el embajador ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero, y el Secretario de Culto, Guillermo Oliveri.
Luego se realizó el intercambio de obsequios. Entre otros la Presidenta le entregó un retrato que muestra al Papa con el padre Pepe, de la Villa de Barracas, que le había obsequiado el Padre Pepe a la Presidenta. También le hizo presente el Libro del Bicentenario y otro libro sobre las modificaciones realizadas y que aún falta hacer --acotó la Presidenta- en la Casa Rosada, abriendo la página que muestra el nuevo patio de Malvinas Argentina.
Luego le obsequió una imagen de Santa Rosa de Lima, pintada con vino malbec y le explicó que la pintura tiene un proceso de oxidación de cinco años y quedará con el color de un auténtico vino, lo cual sorprendió al Papa. Es un presente "bien argentino", dijo la Presidenta.
Su Santidad en tanto le obsequió una imagen de San Martín, entre otros presentes y, también, hizo entrega de un rosario a cada integrante de la comitiva argentina.
Luego tuvo lugar el almuerzo privado, en la residencia de Santa Elena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada